otoplastia
);?>

Lóbulos rasgados (otoplastia)

La otoplastia consigue corregir las perforaciones o los lóbulos que se han partido o rasgado, normalmente por el uso de pendientes. Después de la cirugía de otoplastia volverá a tener el lóbulo íntegro. Posteriormente, si lo desea, puede volver a perforarse el lóbulo.

La intervención se realiza bajo anestesia local.

Habitualmente es necesario extirpar un poco de piel de alrededor de los bordes rasgados antes de proceder a su reparación y remodelación. Las cicatrices se notan poco, aunque se localizan en la parte anterior y posterior del lóbulo.


Si desea ponerse en contacto con nosotros puede hacerlo a través de nuestra web o llamando al teléfono: Tlf. 952 20 48 20

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK |
);?>